NOVEDADES / PRENSA

Maíz en “terapia intensiva”, soja en “terapia intermedia”

ON24 Agro
23 DE ENERO DE 2012

La situación de maíz es "critica", la de soja es "seria" pero si no llueve en los próximos días podría complicarse.

 

El maíz comenzó la etapa de llenado de granos con bajas perspectivas de rinde y escaso margen de recuperación. Son generalizadas las áreas donde se presenta secándose y destinándose a forraje. La soja continúa en situación de estrés, ingresando a la etapa de formación de vainas con poco desarrollo y mortandad de plantas en los lotes más afectados. 

 

Durante la semana, sólo se produjeron algunas precipitaciones dispersas en la región, con acumulados poco significativos, concentrados sobre el noroeste de la provincia de Buenos Aires. Las mayores precipitaciones se registraron en Villegas, con sólo 13,2 mm. El resto de la región prácticamente no recibió aportes de agua. En cuanto a las marcas térmicas, los valores fueron extremadamente elevados y, en promedio, oscilaron entre los 34 y los 40°C, manteniéndose por encima de los parámetros normales para el mes de enero. Con este panorama, se observa que las condiciones edáficas han disminuido en la mayor parte de GEA con respecto a la semana anterior.

 

Para el cultivo de maíz, el estado de los lotes en general, va de regular a malo, con baja altura y reducido tamaño de espigas, lo que se verá reflejado en magros rendimientos, independientemente de futuras lluvias. En los casos más graves, directamente no hubo formación de espigas en los lotes.

 

La situación del cultivo de soja también es crítica ya que, en general se encuentra iniciando el período de formación de vainas con bajo índice de área foliar, sin cerrar el entresurco, y en situación de estrés hídrico. Se reportan ataques de arañuelas, plaga características de años seco, que trae reminiscencias de la campaña 2008/2009. En las zonas marginales y lotes de menor productividad es donde más se sienten los efectos de la falta de agua, ya que presentan manchones raleados y altura irregular de plantas y, en estos casos, indefectiblemente los rindes serán bajos.

 

Hay expectativas de que se presente un sistema frontal frío avanzando desde la Patagonia hacia el norte, lo que provocaría durante el fin de semana precipitaciones en forma de chaparrones y tormentas de variada intensidad. La ocurrencia y el valor de estos posibles milímetros acumulados serán decisivos para reducir las pérdidas de rinde en el cultivo de soja.

 

 

Informe: GEA - Bolsa de Comercio de Rosario